Joan Didion, el año del pensamiento magico

Esta crónica es una reflexión acerca del duelo y la supervivencia que sobrevienen a la muerte de un ser querido, en este caso el marido de la autora, también escritor. Con la objetividad de quien narra unos hechos, hasta los pequeños detalles, propia de una periodista con una fluidez y una cercanía admirables, Joan Didion nos conmueve porque llega al lector con la profundidad de los sentimientos conmovidos.

¿Qué queda cuando se va en poco tiempo la persona con la que compartes y con la que no hay nada que no puedas hablar? La lenta y dificultosa elaboración hasta poder reír, disfrutar y emocionarse de nuevo.

¿Qué huerto quieres abonar con nuestra podredumbre?

El ruido del ascensor, la camilla, el hospital, los algodones, las palabras técnicas de los médicos, todo el escenario que rodea la muerte nos envuelve en una atmósfera de incomprensión e incredulidad. Los trastornos que producen los distintos tipos de duelo encogen el corazón y ponen a prueba la capacidad de supervivencia del ser humano. Cuando en la pareja hay fuertes lazos comunicativos el destrozo interior es una herida abierta.

Con la sobriedad de quien lo ha vivido, exquisita y elegante, las instrucciones y remedios que propone esta gran escritora son conmovedores. La expresión que se refleja en la cara de quien ha perdido a un ser querido: vulnerabilidad e indefensión junto a la sensación de sentirse incorpóreo.

La vida puede cambiar en un instante, la premonición de la muerte que avisa con señales ciertas, la memoria que rastrea los últimos momentos. El diagnóstico médico, palabras que retumban en nuestro cerebro y se convierten en torturas. ¿De dónde de sacar la fortaleza? Los efectos benéficos de los rayos de sol e ir ingiriendo alimentos poco a poco, reconocer a las personas que tiene cerca y empezar a sentir tu propio cuerpo que es de corcho.

Hay que dejar ir a los muertos, aunque los retengamos para siempre en nuestro corazón. Escritora y periodista estadounidense, autora de ensayos y crónicas, la obra que comentamos es la más leída junto con Noches azules. Algo muy interesante ha surgido en la literatura escrita por mujeres que han estado durante tanto tiempo marginadas del mundo editorial. Joan Didion nos ayuda a comprender los difíciles momentos en el que hemos sentido el dolor más profundo por lo irreparable, lo eternamente perdido.

libros recomendados...

Azúcar quemado

Avni Doshi
4.6/5
Anterior
Siguiente

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...