La inspección educativa como garante del derecho a la educación

El Servicio de Inspección Educativa constituye uno de los elementos fundamentales en el ordenamiento del sistema educativo, a tenor de las funciones que tiene asignadas.

Pues bien, esta posición relevante dentro del sistema educativo requiere una visión propia y diferenciada del resto de los agentes educativos que pueda fundamentar sólidamente las prácticas profesionales propias del Cuerpo de Inspección. En este sentido, conviene recordar que, si bien, es cierto que la organización de este servicio depende de cada una de las Comunidades Autónomas, son las leyes orgánicas que regulan el sistema educativo la que garantizan la unidad del servicio.

No cabe la menor duda de que el conocimiento relevante que debe fundamentar el ejercicio responsable y eficaz de la inspección educativa no es diferente del que deben poseer el profesorado, los equipos directivos, o el resto de los servicios educativos, pero si es el enfoque, es decir la perspectiva desde la que se afronta ese conocimiento.

El enfoque del contenido es lo que marca la diferencia. El enfoque de la realidad educativa propio de la inspección educativa.

A diferencia de las personas que desarrollan las funciones propias de la docencia, que deben centrar su atención en la transformación del conocimiento disponible en capacidades y competencias, quienes ejercen la inspección educativa debe centrar su atención en el logro del ejercicio efectivo del derecho a la educación.

El enfoque diferenciado de la realidad educativa requiere tanto de una información actualizada, como de un conocimiento que permita dar significado documentado a los hechos, de tal modo que contribuya a la interpretación más adecuadas de las normas que regulan la organización y el funcionamiento de las instituciones educativas.

Junto a esos elementos cognitivos, que permiten una representación científicamente fundamentada de la realidad educativa, es necesario que el enfoque incorpore un conjunto de valores acordes con el reconocimiento de la educación como un derecho subjetivo de carácter universal, pero también con la interpretación que de esos valores se realiza en el ordenamiento constitucional que exige una inspección educativa orientada a garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todo el alumnado.

Funciones

El servicio de inspección educativa tiene atribuidas según la normativa vigente las siguientes funciones (Artículo 151 LOMLOE)

  1. Supervisar, evaluar controlar, desde el punto de vista pedagógico y organizativo, el funcionamiento de los centros educativos, así como los proyectos y programas que desarrollen, con respeto al marco de autonomía que esta Ley ampara.
  2. Supervisar la práctica docente, la función directiva y colaborar en su mejora continua.
  3. Participar en la evaluación del sistema educativo y de los elementos que lo integran.
  4. Velar por el cumplimiento, en los centros educativos, de las leyes, reglamentos y demás disposiciones vigentes que afecten al sistema educativo.
  5. Velar por el cumplimiento y aplicación de los principios y valores recogidos en esta Ley, incluidos los destinados a fomentar la igualdad real entre hombres y mujeres.
  6. Asesorar, orientar e informar a los distintos sectores de la comunidad educativa en el ejercicio de sus derechos y en el cumplimiento de sus obligaciones.
  7. Emitir los informes solicitados por las Administraciones educativas respectivas o que se deriven del conocimiento de la realidad propio de la inspección educativa, a través de los cauces reglamentarios.
  8. Orientar a los equipos directivos en la adopción y seguimiento de medidas que favorezcan la convivencia, la participación de la comunidad educativa y la resolución de conflictos, impulsando y participando, cuando fuere necesario, en los procesos de mediación.

Todas estas funciones mantienen entre sí una estrecha relación, en un modelo integrado desarrollado en equipos interdisciplinares e internivelares, que evite la dispersión desagregada de tareas.

La supervisión, definida de este modo, proporciona una capacidad reflexiva a cada uno de los niveles del sistema educativo, que resulta absolutamente necesaria para orientar permanentemente su evolución y su mejora.

1 comentario en “La inspección educativa como garante del derecho a la educación”

  1. Pingback: LA INSPECCIÓN EDUCATIVA COMO GARANTE DEL DERECHO A LA EDUCACIÓN -

Los comentarios están cerrados.

Recibe nuestra newsletter

SUSCRÍBETE PARA ESTAR AL tANTO DE LAS NOVEDADES EN LITERATURA de calidad

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad