Explorando Relaciones en Crisis: ‘Bajo Terapia’ la nueva película de Gerardo Herrero

Gerardo Herrero, reconocido director de cine español con una amplia trayectoria en la industria, nos sorprende una vez más con su última película. Con 70 años de edad y centrado últimamente en la producción cinematográfica, Herrero nos cuenta cómo una tarde, tras asistir a una obra de teatro como público, quedó fascinado y decidió llevarla a la gran pantalla.

En su nueva película, Herrero recupera a actores veteranos como Fele Martínez, conocido por sus papeles secundarios en series españolas que se pueden disfrutar en las nuevas plataformas de streaming. Martínez, recordado por los más veteranos como el compañero de reparto del director Amenábar en los inicios de su carrera, por ejemplo en “Abre los ojos”, interpreta a uno de los protagonistas de la historia. Otro rostro conocido es el de Malena Alterio, parte de la reconocida saga de actores “los Alterio”, que aunque tenga un papel discreto en cuanto a diálogos en la película, es el personaje en torno al cual gira toda la trama, como una mujer anulada en su matrimonio, que pasa desapercibida tanto para sí misma como para el público en un principio.

La trama de la película se centra en tres parejas en crisis que son reunidas en una sesión de grupo sin la presencia de su psicóloga. De manera casual, van abriendo diferentes sobres en los que se tratan diversos temas que les llevan a enfrentarse a situaciones injustas de la vida cotidiana. Sin embargo, lo que hace que la película sea destacable es cómo estos temas son abordados en el guion de manera acertada, evitando la tragedia y mostrándolos desde un enfoque cómico y humano, sin perder la esperanza.

Los diálogos son precisos y realistas, lo que permite al público conectarse emocionalmente con los personajes y sus historias.

Los personajes de la película presentan varias sinergias y disputas entre ellos, pero son fácilmente reconocibles para cualquier espectador. Sus luchas, conflictos y dilemas son universales, y muchos pueden identificarse con ellos. Herrero logra capturar con maestría la complejidad de las relaciones humanas y las dificultades que enfrentamos en nuestras vidas, sin caer en clichés o estereotipos.

Uno de los aspectos destacados de la película es el elenco de actores, en especial los veteranos Fele Martínez y Malena Alterio. Martínez ofrece una interpretación sólida y convincente, mostrando su habilidad para capturar la vulnerabilidad y la complejidad emocional de su personaje. Por otro lado, Alterio, a pesar de tener un papel con pocos diálogos, logra transmitir con su gestualidad y expresiones faciales la frustración y la resignación de su personaje de manera impactante.

La elección de locaciones y la dirección de arte contribuyen a crear un ambiente realista y cercano, que refuerza la conexión del público con los personajes y sus historias.

La dirección de Herrero es impecable, como era de esperar de un director con su experiencia y trayectoria. Su manejo de la narrativa es preciso, manteniendo el ritmo de la película y equilibrando hábilmente los momentos cómicos y dramáticos.

La película también aborda temas relevantes de la sociedad contemporánea, como las crisis de pareja, la frustración, la incomunicación y la falta de realización personal, con una perspectiva fresca y auténtica. Herrero logra profundizar en la psicología de los personajes, explorando sus motivaciones, miedos y deseos de una manera sutil y convincente.

El guión de la película es uno de sus puntos fuertes. Escrito con inteligencia y sensibilidad, aborda los conflictos y las situaciones de manera realista y con un enfoque humanista. La forma en que los sobres que los personajes abren en la sesión de grupo revelan los temas que se tratan en la película es una ingeniosa herramienta narrativa que añade intriga y dinamismo a la trama. 

El guión evita caer en soluciones simplistas o predecibles, manteniendo la complejidad y la ambigüedad de las situaciones, lo que permite al público reflexionar y sacar sus propias conclusiones.

La cinematografía de la película es también destacable. La dirección de fotografía, a cargo de un talentoso equipo, crea una atmósfera visualmente atractiva y acorde con el tono de la historia. Los colores y la iluminación son utilizados de manera efectiva para transmitir las emociones de los personajes y el estado de ánimo de cada escena.

El elenco de actores, encabezado por los veteranos Fele Martínez y Malena Alterio, así como los demás miembros del reparto, brindan interpretaciones convincentes y creíbles. Sus actuaciones son naturales y emotivas, lo que permite al público empatizar con los personajes y sumergirse en sus dilemas y conflictos. La química entre los actores es palpable, lo que contribuye a la verosimilitud de las relaciones y dinámicas entre los personajes.

Además, la banda sonora de la película es adecuada y complementa de manera efectiva las escenas, aportando una dimensión adicional a la narrativa. La edición y montaje son precisos, manteniendo el ritmo adecuado y permitiendo que la historia fluya de manera coherente.